Llámanos al 93 250 06 15

Sectores



INDUSTRIA CURTIDOS

En general, los productos contaminantes que arrastra el agua residual de la industria del curtido, son sales, estiércol y tierra procedentes de pieles sucias, materia orgánica disuelta procedente de grasas, pelo, queratina, restos de carne, piel y proteínas disueltas de los animales, así como restos de productos como curtientes, sintéticos, grasa, colorantes empleados en el curtido, además de sales minerales empleadas en la conservación y curtido.

En cualquier caso, la evolución del sector en los últimos años ha desarrollado el empleo de tecnologías limpias que reducen la contaminación, ahorran agua, reciclan subproductos y mejoran la calidad final del producto.

En la actualidad, las industrias de curtido deben contar con una línea de depuración de aguas residuales, la cual está basada en tres pasos; homogeneización del caudal con dosificación de agentes coagulantes y floculantes, decantación primaria para eliminar sólidos en suspensión y una parte importante de la DQO, seguido de un tratamiento biológico con la posterior decantación secundaria, donde se retira la parte principal de contaminante; DQO y DBO5, o sea, materia orgánica disuelta o en suspensión.

En algunos casos, se completa el proceso con tratamientos terciarios de afino de la DQO final, rectificación del color o eliminación de algún producto residual.

Después de estos tratamientos, las sales permanecen inalteradas y en concentraciones de hasta 8.000 mg/l.

Para el vertido de esta agua se han seguido diversos métodos, siendo el más empleado el tratamiento conjunto con las aguas residuales urbanas, diluyendo su concentración hasta los límites de vertido.

Los fangos obtenidos de esta depuración, una vez deshidratados en centrífugas o filtros prensa, contienen un 60-70% de materia orgánica, entre un 3-5% de nitrógeno y prácticamente nada de potasio, todo ello sobre la materia seca. Únicamente en el caso de haber recuperado la práctica totalidad del cromo, puede utilizarse como abono agrícola, solo o mezclado con otro tipo de materia orgánica, restos vegetales, etc.

Los principales contaminantes que aparecen en estas aguas residuales son sales, materia orgánica, sulfuros, nitrógeno amoniacal o total y cromo trivalente.

Contacta con nosotros